Nuestra Historia

Desde 1925

 

Calzados Aldea nace un 1 de Enero de 1925 de manos de Don Federico Aldea padre, quien por ese entonces lo bautiza con el nombre de “El Pobre Diablo”.

Años más tarde, Federico Aldea hijo, se hace cargo del negocio, quien un 7 de Junio de 1976 lo deja en manos de su hijo Cesar, quien para ese entonces había desarrollado un gran talento comercial.

Edith a mediados de los noventa asume la dirección general de Calzados Aldea, quien por más de dos décadas se dedicó exclusivamente al manejo del negocio, dándole un toque personal de elegancia y atención personalizada a sus clientes.

Hoy, sus hijos en conjunto al mejor equipo de trabajo continúan orgullosos del legado familiar inspirados en la entrega de los mejores productos y la mejor atención a sus preciados clientes.